lunes, 5 de diciembre de 2011

La literatura francesa


La literatura francesa está plagada de grandes obras, de lectura más que recomendada. Estos son algunos ejemplos:

"Los horribles y espantosos hechos y proezas del muy reputado Pantagruel" (1532) y
"La muy horrible vida del gran Garagantua, padre de Pantagruel" (1534)
, ambas de François Rebelais.

La escuela de las mujeres (1662), El médico a palos (1666), El avaro (1668), El burgués gentilhombre (1670), El enfermo imaginario (1673) , de Molière.

Fábulas (1668, 1678, 1693), de La Fontaine.

Le Cid (1636), Cinna (1641), Polyeucte et Horace (1642), de Pierre Corneille.

Cartas persas (1721) El espíritu de las leyes (1748), de Montesquieu.

Cándido o el optimismo (1759), de Voltaire.

El último día de un condenado (1829), Nuestra Señora de París (1831), Los miserables (1862), Noventa y tres (1874), de Victor Hugo.

La náusea (1938), El existencialismo es un humanismo (1945) El Diablo y el Señor (1951), de Jean Paul Sartre.

El extranjero (1942), Calígula (1944), La peste (1947), de Albert Camus.

Estas son otras de las muchas razones para aprender francés en la Academia Britannia de Zaragoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario